Get Social With Us
Quiero estar primero en Google | Fiebre Creativa
21167
post-template-default,single,single-post,postid-21167,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
Primero en Google

Quiero estar primero en Google

O quizás deberíamos llamar a este artículo el mito de vender “estar primero en Google”

Es relativamente frecuente encontrarse con clientes que cuando llegan a nosotros, ya sea por diseño gráfico o creación de páginas web, sólo tienen otra cosa en la cabeza que les obsesiona lo único que quieren es “estar primeros en Google”.

Te cuentan que si alguien les dijo, que si leyeron por Internet o en una conversación hablaban de una palabra mágica que les iba a posicionar en lo más alto. Esta manera de focalizar nuestro objetivo es errónea. Si nos centramos en posicionar una serie de  palabras clave en Google, lo que estamos realmente es perdiendo la oportunidad de aprovechar otras que seguramente nos ayuden mucho más tráfico y entrada a nuestra página web. Un negocio que a la gente no le gustaría perder.

Lo siguiente que hay que tener en mente es  que NADIE puede garantizar posiciones en Google. Si hablamos con cualquier experto en SEO, gurú del posicionamiento, agencia o consultor que ofrezca SEO garantizando “estar primero en Google” simplemente miente. Miente debido a que nadie tiene el control de los resultados de búsqueda de Google. El algoritmo que ordena los resultados es muy complejo y cambia constantemente y ni siquiera entre los propios programadores del buscador de Google interaccionan entre ellos para no generar una “lógica” que pueda hacer que alguien tome el control sobre el buscador.

La cuestión es que, como nadie tiene el control de los resultados de búsqueda, nadie puede garantizar puestos. Esto no quita que no se pueda posicionar una página web o una tienda online en el primer puesto para una palabra clave, pero no se puede garantizar. Y no sólo por el hecho de que la competencia haga SEO.

El problema es que nosotros nos centramos en una campaña puntual, o en enfocar nuestros esfuerzos en el posicionamiento de una manera determinada. Pero el problema pasa cuando Google (o el buscador que sea) cambia su algoritmo de búsqueda, como sucedió con Panda o Penguin, y se alteran los resultados de búsqueda dejando al sitio del cliente fuera de la primera página.

No hay forma de prever esto. Aunque lo hiciéramos todo perfecto, no hay forma de anticiparse o de buscar soluciones anticipadas.

A esto le sumamos el hecho de que la forma de ordenar los resultados de búsqueda está en constante cambio. Hacer SEO hace 5 años no era igual a hoy en día.

Antes no existían factores que hoy si existen gracias a nuevas plataformas que se hacen populares. Los resultados de búsqueda están tendiendo a ser cada vez más personalizados en base a lo que uno hace en internet y a lo que su círculo de contactos hacen. Con el lanzamiento de Google+, Google empezó a mostrar sitios que nuestras redes de contactos “recomendaron”. Y esos resultados varían de usuario en usuario dependiendo de su red de contactos.

Es ese el motivo por el que alguien garantiza “estar primero en Google” lo primero que hay que hacer es desconfiar. Y en todo caso hay que cuestionarle:

  • ¿Para que palabras clave?
  • ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿A partir de cuándo?
  • ¿Estando logueado en Google o deslogueado?

Por lo que al final, una estrategia de posicionamiento, lo que debe ser el objetivo, si no el medio bajo el cual conseguiremos mejorar nuestra reputación online y mejorar así en nuestro posicionamiento, y no viceversa.