Get Social With Us
¿Qué deben tener en cuenta las marcas para crear una estrategia de vídeos que funcione? | Fiebre Creativa
21808
post-template-default,single,single-post,postid-21808,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

¿Qué deben tener en cuenta las marcas para crear una estrategia de vídeos que funcione?

Los vídeos online se han convertido en una parte cada vez más importante de la estrategia de las marcas. Los consumidores están consumiendo cada vez más estos contenidos y los vídeos están además invadiendo cada soporte y cada espacio, haciendo que escapar de ellos sea casi imposible. A medida que el interés por estos contenidos aumenta, las marcas se están lanzando cada vez más a producirlos. Pero lo cierto es que hacer un vídeo no es tan fácil como simplemente grabar algo y subirlo a la red.

Las marcas tienen que ser muy cuidadosas con lo que hacen, tienen que crear una estrategia y tienen que tener en cuenta las normas que impone este nuevo espacio de trabajo. Un vídeo en internet debe responder a las necesidades que impone la red y a las expectativas que tienen los consumidores. ¿Qué es por tanto lo que deben tener en cuenta las marcas para crear una estrategia de vídeos que funcione?

 

El tiempo es muy importante

La respuesta a esa pregunta sólo puede ser depende. Hay contenidos que pueden estirarse y hay otros que, se haga lo que se haga, no pueden pasar de unos
minutos. Lo cierto es que hay en cierto grado ciertas normas sobre cómo deben ser de largos los vídeos según el tipo de contenido que se ofrece. Los vídeos divertidos y que solo quieren hacer reír suelen tener una duración breve. Un documental no tendrá más remedio que ser extenso.

¿Quién es tu audiencia?

Otro de los puntos básicos para hacer un vídeo online y conseguir llegar al consumidor, seducirlo y empujarlo a ver tu contenido hasta el final está en protegido hacer un mensaje a medida de lo que quieren ver o lo que les podrá seducir.

Los dispositivos no son una cuestión baladí

Además de entender quién es tu audiencia en líneas demográficas, también hay que comprender cómo llega esa audiencia en cuestiones de soporte. El dispositivo que emplean para acceder al vídeo o incluso la plataforma con la que descubren ese contenido no son simplemente curiosidades. Son elementos determinantes que pueden marcar qué tipo de contenido esperan encontrar y sobre todo qué características esperan que este tenga.

La marca tiene que saber qué espera conseguir con el vídeo

¿Cuáles son los objetivos que se espera cumplir con el vídeo? Esta pregunta, aunque pueda parecer obvia, es muy importante para trazar la estrategia en vídeo. Puede sentirse ahora mismo que hay que producir vídeos por producir vídeos. Esto es, todo el mundo está creando vídeos y más vídeos y los consumidores están además buscándolos y deseándolos. Por tanto, las marcas tienen que entrar en el juego y tienen que producir estos contenidos. Ha llegado el momento en el que todos hagamos vídeos, parece estar diciendo internet.

Los contenidos no son únicamente relleno

Además, los vídeos deben cumplir con las expectativas generadas en el espectador. No vale con hacer click-baiting en el mercado del vídeo. Si se promete un tutorial sencillo para arreglar una cosa, el espectador debe recibir un tutorial sencillo para hacerlo. Si se ofrece un contenido en profundidad sobre un tema concreto, eso es lo que tiene que encontrar cuando haga clic.