Get Social With Us
Muchos consumidores no son conscientes | Fiebre Creativa
21635
post-template-default,single,single-post,postid-21635,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Muchos consumidores no son conscientes

¿Para qué sirven los anuncios? Los consumidores posiblemente tengan muchas explicaciones y respuestas que quieren dar a esa pregunta. Seguramente dirían que son la estratagema para vender algo de las marcas y que sirven poca más, en realidad, que para molestarles. Muchos añadirían una diatriba sobre lo molesta que es la publicidad y el elevado número de anuncios que deben soportar en algunos medios de comunicación. Otros seguro que añadirían que internet se ha llenado de publicidad y que los medios online son cada vez más molestos con todos sus anuncios.  Y pocos, es casi una certeza, señalarían que son todos esos anuncios los que están manteniendo a los medios de comunicación y los que permiten acceder a los contenidos.

Los consumidores no son  muy proclives a pagar por acceder a la información, especialmente en algunos medios concretos. En internet, por ejemplo, pocos son los que están dispuestos a aceptar una barrera de pago para acceder a los contenidos. En la red las cosas deben ser gratis (o eso es lo que perciben y apuntan los consumidores como lo que debería pasar) aunque en realidad los internautas no se paran a pensar de dónde viene el dinero que mantiene esos medios online y esos contenidos que disfrutan.

Pocos son, de hecho, los que ven los anuncios como un mal necesario y que asumen que los contenidos publicitarios son los que mantienen a los medios  y a los contenidos vivos y en red. Las cifras son sorprendentes, cuando se analiza lo que los consumidores creen de la red. Menos de la mitad de los adultos son realmente conscientes de que los contenidos a los que acceden gratis en internet, ya sean periódicos online, redes sociales, o sites de streaming se soportan gracias al dinero que igresan por publicidad, según un estudio del Internet Advertising Bureau (IAB) para el organismo británico YouGov. De hecho, como explica uno de los responsables del estudio, muchos consumidores entrarían en shock si de repente sus sites favoritos les empezasen a cobrar por acceder a los contenidos.