Get Social With Us
Lovemarks: ¿Por qué los consumidores sienten pasión por sus marcas preferidas? | Fiebre Creativa
21848
post-template-default,single,single-post,postid-21848,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Lovemarks: ¿Por qué los consumidores sienten pasión por sus marcas preferidas?

En la escala de valores que hacen que hoy en día las marcas se conviertan en algo especial entran muchas variables que hace unos años e incluso unas décadas no existían.  ¿Qué es lo que empuja a un consumidor a sentir más cercana a una marca que a otra y por tanto a consumir una marca y no otra? Hace unas décadas posiblemente las respuestas a estas preguntas tuviesen elementos tangibles, medibles de forma objetiva, casi incuestionables. Una marca era mejor que otra porque la calidad de sus productos era incuestionable o porque su servicio era superior al que cualquier otra podría ofrecer.

Pero eso solo funcionaba hace unos años. Ahora lo que importa y lo que marca lo que consumimos es mucho más etéreo, más subjetivo, menos fácilmente cuantificable y medible. Ahora los consumidores esperan cosas un tanto diferentes cuando se hacen cuentas sobre qué es lo que realmente les interesa. Las marcas ya no son solo cuestiones medibles o juzgables, ahora son también cosas que pueden ser amadas, que están asociadas a nuestros sentimientos y a elementos que van más allá de los productos en si mismos.

No hay más que coger uno de los primeros ejemplos sobre cómo se ven las marcas que aparecen en Lovemarks. El futuro más allá de las marcas, el libro de Kevin Roberts que pone por escrito los principios de la teoría de las lovemarks (las marcas que son amadas por sus consumidores). “La pregunta arrancó con un por qué amor al Zoo. De repente, se me vino a la cabeza la cara inocente, feliz, pura de mi hija Valentina corriendo detrás de unos patos, en el mismísimo Zoo, una tarde soleada de Buenos Aires”, explica un creativo publicitario argentino sobre por qué el Zoo de Buenos Aires es una de sus marcas favoritas.

Roberts defiende que los consumidores están deseando vivir emociones y que esa es la clave para llegar hasta ello. Las marcas deben convertirse en lovemarks, porque esa es la única manera no solo de destacar en el marasmo de marcas a las que cada día debe
enfrentarse el consumidor sino también la única manera de conseguir sobrevivir más allá del consumo superficial del primer momento. Las marcas necesitan ser amadas.

 

En Fiebre Creativa te ayudamos a gestionar tu marca para convertirte en la Lovemark de tus clientes.