Get Social With Us
Fiebre Creativa | LA PRIVACIDAD DEL CONSUMIDOR FRENTE AL e-COMMERCE Y EL BIG DATA
22215
post-template-default,single,single-post,postid-22215,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

LA PRIVACIDAD DEL CONSUMIDOR FRENTE AL e-COMMERCE Y EL BIG DATA

El Big Data es hoy por hoy una de las columnas vertebrales del e-commerce. Las tiendas online son auténticas maestreas rastreando el comportamiento del consumidor y recopilando toneladas y toneladas de datos relacionados con ese comportamiento.

Pero, ¿qué tienen que decir a todo esto los consumidores? Nada bueno en realidad. La proporción de consumidores dispuestos a ceder sus datos a las tiendas online en aras de una mejor experiencia de compra no llega ni siquiera al 50%, según un reciente llevado a cabo en el viejo continente por la empresa de investigación de mercados TNS.

Hoy por hoy más de la mitad de los europeos ven más desventajas que ventajas en el Big Data, el nuevo ojito derecho de los “marketeros”. Una tercera parte dice ver más ventajas que desventajas en esta tendencia “marketera” de nueva hornada y el 17% tiene una posición neutral al respecto.

Word Cloud "Big Data"

Muy celosos de sus datos personales, sólo el 10% de los consumidores están realmente dispuestos a poner en manos de terceros información de carácter personal con fines comerciales y “marketeros”. La desconfianza de exponer nuestros datos en internet aun es muy alta, lo que supone un problema a las empresas para obtener información sincera sobre los gustos, hábitos o características de los consumidores.

Que las tiendas online utilicen los datos personales que obran en su poder para ajustarse mejor los deseos y necesidades del cliente es una práctica que cuenta con el beneplácito de 39% de los consumidores. Un porcentaje muy similar, el 37% de los consumidores, no le hace tampoco ascos a que las empresas de e-commerce usen sus datos personales para individualizar y personalizar su oferta. Por experiencia, es evidente que si las empresas disponen de esos datos y de esa información, cada vez las ofertas serán mas personalizadas e individualizadas, mejorando la experiencia de compra de los usuarios, haciéndola mas rápida y sencilla.

Sin embargo, cuando está sobre la mesa la posibilidad de vender información personal a terceros con fines comerciales, el 45% de los consumidores aboga por la prohibición de esta práctica y el 32% admite su preocupación al respecto.

Los datos personales que más renuentes se muestran a compartir los consumidores con los comercios online son los datos relacionados con el nivel de ingresos (60%) y los datos de geolocalización (50%).