Get Social With Us
Gestiona tu marca | Fiebre Creativa
21815
post-template-default,single,single-post,postid-21815,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Gestiona tu marca

Cierto es que la marca personal no sirve para cualquier trabajo. “Para algunas categorías profesionales es imprescindible tener una imagen profesional sólida y trazar un plan de personal branding efectivo”, resume Aziz Zaghnane, director de márketing de Lee Hecht Harrison, consultora de recolocación y gestión del talento del Grupo Adecco. En este sentido, los perfiles más técnicos no suelen dedicarle demasiado tiempo a su marca personal, no así los relacionados con el ámbito de la comunicación y la publicidad, por poner un par de ejemplos. Aun así, “lo que pesa es el buen hacer profesional”, especifica Sergio Hinchado, senior manager en Hays. Aunque si no publicitas lo que haces, nadie conocerá tus aptitudes.

Redes sociales
Y qué escaparate mejor que las redes sociales… “Estas plataformas proveen a sus usuarios de valiosas herramientas de difusión, ya sean perfiles personales o profesionales, contenidos generados o ajenos, contactos compartidos, etcétera.

Dicha realidad ha provocado que la mayoría de los seleccionadores se sirvan de estas nuevas tecnologías para saber más sobre sus candidatos”, apunta Zaghnane, quien, sin embargo, también recalca que éste “no es más que otro eslabón en la construcción de tu marca personal. Por tanto, toda la actividad generada por el aspirante a un empleo habrá de ser coherente y cohesionar a la perfección con todo aquello que quiere mostrar de sí mismo, demostrando siempre por qué ha de ser contratado”.

Para Andrés Pérez Ortega, “las redes sociales están sobrevaloradas” y cree que “la mejor forma de generar confianza es el contacto directo, el cara a cara. Por eso, cuanto más cercana sea la relación, más efecto positivo tendrá sobre tu marca personal. Tomarse un café con alguien o impartir un curso tiene más valor que horas y horas de Facebook o de Twitter donde tus contenidos se mezclan con muchos otros distintos”.

Además, es fundamental ser consciente de lo que escribes en las redes sociales. Hinchado advierte de que todo lo que se publica en estas plataformas deja una huella.

Daño y reparación
Cuando se produce una incoherencia entre la marca y la persona se produce el daño. Si te ves envuelto en esta situación “no reconstruyas tu imagen, sólo redefínela. Debes recordar siempre que lo que estás intentando es mejorar la claridad de tu mensaje final, no crear uno nuevo”, explica el directivo de Lee Hecht Harrison. Pero si el error es garrafal, puede que tu puesto corra peligro. “El peor fallo de un profesional con marca personal es la mentira. Si esta imagen se basa en la confianza, la falta de autenticidad o el engaño es un ataque a la línea de flotación de la que posiblemente no se recuperará nunca”, advierte Pérez Ortega.

Demostrar tu valía, tu experiencia profesional, tus conocimientos, tus aptitudes, tus cualidades soft y, además, crear y mantener tu personal branding no es tarea fácil. Pero nadie dijo que fuera sencillo convertirse en un influencer o en un profesional con marca propia. Si eres capaz de esto, mantén la humildad.

“Si cada vez que se habla de una materia o de una profesión aparece tu nombre, entonces habrás dejado una marca personal potente. Podría resumirse en esta frase: En lugar de ‘quiero un profesional de…’, debería decirse ‘quiero a (pon aquí tu nombre)”, sentencia Pérez Ortega.