Get Social With Us
Fiebre Creativa | Comunicación, clave para una franquicia exitosa
21989
post-template-default,single,single-post,postid-21989,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Comunicación, clave para una franquicia exitosa

En los negocios la comunicación con los clientes y socios es la clave para crecer e innovar. En el caso del modelo de franquicia, esto es aún más necesario.

Muchas veces se cree que los franquiciantes deben ser las guías de los franquiciatarios, ya que son quienes conocen cómo operar el negocio; sin embargo, en 1965, Yolanda Fernández de Cofiño, la propietaria de la primera franquicia de McDonald’s en Guatemala, demostró todo lo contrario.

La franquiciataria creó la primera Cajita Feliz del mundo, el menú infantil más juguete que la cadena de comida rápida adoptó después para todo el planeta.

Gracias a que el dueño de la marca escuchó las sugerencias de Yolanda Fernández, la empresa innovó en el mercado y creó todo un concepto de producto que en la actualidad se mantiene y es adoptada por otras organizaciones.

“Realmente lo que se me ocurrió fue hacer un menú para niños. Porque teníamos las oficinas justo atrás de un restaurante, y me pasaba mucho tiempo allí y me daba cuenta de la situación: llegaba la mamá con un niño, se pedía el Big Mac y el niño no se lo comía”, dijo.

Mantener abierta la comunicación entre franquiciante y franquiciatario, es el camino para asegurar una buena operación de la misma, señaló Adriana Margarita Vázquez, especialista en la consultora de negocios y franquicias Feher & Feher.

“Canalizar las buenas ideas al corporativo (tanto las propias como las del equipo de trabajo) para incrementar las ventas, ya sean promociones, nuevos productos o servicios. Muchos productos y acciones exitosos han surgido de compartir iniciativas y propuestas con el franquiciante”, detalló la experta a través del documento ‘Finanzas sanas en un Sistema de Franquicia’.

Una de las recomendaciones que da Manpower para incentivar la comunicación es que se creen los canales idóneos para que los empleados puedan dar sus ideas respecto a los productos o servicios ya existentes o bien proponer nuevos.

Algunas de las acciones que se pueden tomar para mejorar el flujo de la información en la organización son las siguientes:

– Crear un sistema de recepción de sugerencias en el cual los empleados puedan ofrecer sus ideas acerca de cómo está operando la empresa o los productos y servicios que comercializa.

– Establecer una reunión mensual en la cual se elijan las mejores propuestas que hacen socios o empleados para evaluarlas y discutirlas y así poderlas implementar.

– Crear un sistema de quejas o sugerencias para los clientes y nombrar un comité que de seguimiento a estas anotaciones.

 

Algunas marcas ofrecen esquemas de crecimiento para los franquiciatarios (empezar con un negocio de baja inversión y más adelante fortalecerlo hasta ser uno de mayor tamaño y potencial de ventas); crédito en la proveeduría o insumos; periodo de gracia en el pago de regalías y cuotas de publicidad institucional en los primeros meses de operación.

En la mayoría de los casos, la firma de un contrato de Franquicia se logra después de que ambas partes (Franquiciante y Franquiciatario) empataron sus expectativas, pero aunque el contrato sea ideal, el Franquiciante no puede garantizar el éxito a su nuevo Franquiciatario. La inversión en una franquicia reduce el riesgo al fracaso, porque es un negocio probado, una marca con prestigio y porque cuenta con el respaldo y la experiencia del Franquiciante. Por ello es imperante aprender a conservar su salud financiera.

Algunas recomendaciones básicas para obtener y conservar la salud financiera de su Franquicia son:

1. Llevar un registro contable de la operación del negocio, no sólo por obligación fiscal, ya que la información financiera representa una herramienta sumamente útil para la toma de decisiones en todo momento (a corto, mediano y largo plazo), para conocer el crecimiento de las ventas, evaluar si se cuenta con el flujo de efectivo suficiente, contratar una persona adicional; solicitar un crédito; detectar fraudes, etc.

2. Llevar el control y la administración del capital de trabajo. Esta práctica ayuda a enfrentar imprevistos y a optimizar la cantidad de efectivo que requiere su negocio mes con mes. Con el flujo de efectivo excedente se puede buscar un rendimiento adicional y así incrementar el patrimonio.

3. Identificar y eliminar aquellos gastos que no son indispensables en la operación de la franquicia. Éste es un principio básico tanto para mantener la salud financiera, como para incrementar la rentabilidad del negocio. Los gastos innecesarios provocan un decremento en las utilidades y aumentan el periodo de recuperación de la inversión calculado.

4. Mantener abierta la comunicación entre Franquiciante y Franquiciatario, esto respaldará a la franquicia en cualquier momento. Algunas marcas ofrecen esquemas de crecimiento para los franquiciatarios (empezar con un negocio de baja inversión y más adelante fortalecerlo hasta ser uno de mayor tamaño y potencial de ventas); crédito en la proveeduría o insumos; periodo de gracia en el pago de regalías y cuotas de publicidad institucional en los primeros meses de operación. Canalizar las buenas ideas al Corporativo (tanto las propias como las del equipo de trabajo) para incrementar las ventas, ya sean promociones, nuevos productos o servicios. Muchos productos y acciones exitosos han surgido de compartir iniciativas y propuestas con el Franquiciante.