Get Social With Us
10 productos de marca que se resisten a olvidar las modas del pasado | Fiebre Creativa
21852
post-template-default,single,single-post,postid-21852,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-2.2.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

10 productos de marca que se resisten a olvidar las modas del pasado

Los relojes Casio

“Está siendo una locura, llevamos desde verano vendiendo sin parar”, señalaba una relojera a quien se preguntaba quién podría comprar hoy en día relojes Casio. Los relojes Casio son uno de esos productos que todo el mundo asocia a las décadas pasadas, al primer reloj que tuvo y al reloj que tenía en sus años de instituto. Y los relojes Casio son también uno de esos elementos que se han convertido en epicentro de lo vintage. A pesar de los cambios de moda, a pesar de que cada vez se usan menos relojes, los relojes Casio no han desaparecido porque son la opción favorita de muchos consumidores. No solo los compran por su asociación nostálgica con el pasado sino que además los compradores los siguen asociando a ciertos valores de marca, como ser algo bonito, algo fiable y algo preciso.

La Polaroid

Las Polaroid son uno de los ejemplos más claros de cómo una marca del pasado y una que estaba más bien llamada a desaparecer (la marca estaba literalmente muerte y sus bienes se estaban vendiendo) puede reaparecer con fuerza gracias al entusiasmo de sus propios fans y gracias al poder de ser una lovemark. El secreto del éxito de la vuelta de la Polaroid no está solo en el hecho de que los consumidores cada vez más nostálgicos hayan decidido exhumar sus viejas cámaras y que hayan recuperado el encanto de hacer fotos instantáneas y físicas, sino también en un proyecto empresarial que relanzó uno de los elementos fundamentales para conseguir que estas cámaras siguiesen estando operativas.

Las zapatillas bambas o las ‘victoria’

El caso de las zapatillas bambas es uno de esos casos habituales de productos que se usaban de forma recurrente en la infancia y que después acaban siendo recuperados en la edad adulta. El modelo es el de zapatillas de tela y suela de goma, un modelo muy clásico que todo el mundo es capaz de reconocer rápidamente y cuya principal marca fabricante es también rápidamente reconocida.

En los últimos años las victoria se han puesto de moda poderosamente y sehan convertido en una pieza de vestuario ‘moderna’ gracias a una campaña de recuperación de la misma (han lanzado nuevos diseños más vanguardistas aunque sin apartarse de lo que son y de sus principales características) y se han beneficiado del efecto nostalgia entre los consumidores. Quienes llevaron victorias cuando eran pequeños, ahora son adultos que toman decisiones de consumo y que se han entregado a hacerse con estas zapatillas.

El Mini

Curiosamente, el Mini nació en un primer momento porque la escasez de combustible hacía que los británicos necesitasen vehículos más pequeños y que consumiesen menos. Así se diseñó en los 50 este coche, que siguió siendo fabricado durante las décadas siguientes aunque perdió el atractivo que tuvo en su primer momento con el paso del tiempo.

BMW lo recupero en 2001, cuando presentó una nueva versión mucho más moderna y más adecuada a los nuevos tiempos (pero que no se vende bajo la marca BMW sino con su propia marca y fabricado en el mismo lugar en el que se fabricaban los primeros -Reino Unido – para mantener las principales ideas positivas de la marca original) y lo convirtió en el nuevo elemento de moda. En la actualidad, Los Mini siguenevolucionando añadiendo prestaciones y con nuevos modelos mejorados.

Los snacks Matutano

Cuando se produjo el cambio de imagen de marca y la recuperación de la imagen del pasado, los responsables de la compañía señalaron que la decisión se
había tomado para reforzar el vínculo emocional entre los consumidores y la propia marca. Es decir, habían recuperado un elemento que había sido una de sus fortalezas en el pasado para convertirlo en una llave para crear una fortaleza en el futuro. La marca recuperaba la que había sido su carta de presentación y le recordaba al consumidor que llevaba toda la vida a su lado.

El jabón de Lagarto

El jabón de Lagarto es una de esas cosas que todo el mundo ha visto en casa de su abuela, cuyo olor y forma al final acaba reconociendo y que un día descubre que ha entrado también en su propia vida. Lo cierto es que este jabón no es un genérico como puede suceder con el jabón de Marsella (que aunque tiene desde el siglo XVII una normativa que especifica qué puede y qué no puede ser llamado jabón de Marsella es un genérico para un tipo de jabón) y como uno puede pensar al darse cuenta de que siempre está ahí sino una marca registrada que lleva operando un siglo en el mercado español.

Las furgonetas Volkswagen

¿Por qué este creciente interés en este tipo de vehículos? Estas furgonetas han conseguido  despertar el interés de los modernos, los ‘hipsters’, que las han convertido en una especie de producto de culto (una muestra). De hecho, el interés que los consumidores contemporáneos están mostrando por estos productos es tal que la propia compañía está pensando en recuperar esos modelos, incluso puede que adaptadas a los nuevos tiempos.

Los Fantasmikos, los Frigopie y otros helados del pasado

Las marcas de helados son uno de los elementos en los que los consumidores más se entregan a la nostalgia. Los Fantasmikos o lo Frigopie están poderosamente asociados a los recuerdos de infancia, lo que hace que se vean de una forma ultraoptimista y que se recuerden con características que casi rozan lo gourmet. Puede que un helado completamente rosa como es el caso del Frigopie no parezca a simple vista lo más atractivo que se puede comer, pero lo cierto es que estos productos son recordados como un elemento especialmente delicioso por los consumidores. Por ganar, el Frigopie llegó a ganar hasta un concurso que lo convirtió en el helado más rico del mundo. El éxito de estos productos – y el hecho de que estén tan enraizados en la parte emocional de las decisiones de consumo – puede perfectamente ser demostrado por el hecho de que, a pesar de los cambios de modas y las modificaciones en lo que los consumidores exigen, estos helados se siguen fabricando y distribuyendo y los consumidores que lo comían como niños ahora se lo dan a sus hijos (lo que es una de las herramientas más poderosas para crear lovemarks). Internet está, por cierto, lleno de recetas para intentar hacerlo en casa, lo que demuestra una vez más que estos helados han pasado más allá de ser el producto que te puedes encontrar en el super.

La Nancy

La Nancy no ha dejado el mercado y no ha desaparecido. ¿Cómo ha conseguido Famosa mantenerla? El secreto no está tanto en las niñas de ahora como en sus madres. La muñeca sigue existiendo porque ahora es un elemento para la nostalgia. Por protagonizar hasta protagoniza exposiciones en museos.

Las Olivetti

¿Por qué han vuelto las máquinas de escribir o por qué parece que están volviendo? La razón es un poco la misma que explica que los vinilos vuelvan a estar de moda o que los libros de papel no hayan desaparecido. A los millennials les gusta todo el ritual que apareja lo físico. Y a eso se suma el hecho de que las apps hayan ido recuperando la idea de escribir a máquina. La Olivetti va a tener una nueva vida.